7 consejos para detener el crecimiento bacteriano en las toallas

No es una idea agradable, pero resulta que las toallas de cocina comunes que usamos todos los días, pueden ser uno de los lugares más probables en tu hogar para que las bacterias entéricas se oculten.

¿Bacterias entéricas? Estas bacterias se encuentran naturalmente en los humanos y animales. Pero algunas de las cepas que viven en los animales pueden causar reacciones o enfermedades en los humanos quienes pudieran estar expuestos a ellas.

IDe hecho, un estudio realizado en el 2014 por la Universidad de Arizona publicado en Food Protection Trends mencionan haber descubierto dos tipos específicos de bacteria entérica en las toallas para la cocina que estudiaron:

  • Las bacterias coliformes, que a menudo son responsables de los brotes de intoxicación alimentaria, se detectaron en el 89% de las toallas analizadas en el estudio.
  • La bacteria E. coli, puede encontrarse en frutas frescas, pescado y carne crudos, así como en productos lácteos y agua sin tratar, se presentó en el 25.6% de las toallas estudiadas.

¿Increíble no? Pero la razón para que las bacterias como estas y otras puedan desarrollarse en las tollas y paños para la cocina, es simple: Crecen mejor en lugares cálidos, húmedos y oscuros; exactamente el tipo de ambiente creado en las toallas y paños húmedos o inclusive en las esponjas que se vuelven a usar antes de que se sequen completamente.

¿También en las toallas para el baño?

Sí, igual que en las toallas para la cocina, las condiciones de una ambiente húmedo y cálido del baño pueden albergar el crecimiento bacteriano en las toallas corporales y de manos, así como en los paños para bañarse.

Así es cómo sucede

  • Las toallas y los paños capturan bacteria de diferentes fuentes, incluyendo los alimentos y los jugos, así como de las manos, la cara y el cuerpo, con los que entran en contacto.
  • Incluso si enjuagas el paño o la toalla, la bacteria puede permanecer y empezar a crecer en ese ambinte húmedo.
  • La bacteria puede transferirse de estos paños y toallas húmedos a las manos y otras superficies en las que entran en contacto.
  • Las bacterias pueden entrar al cuerpo a través de rasguños o raspaduras en la piel, incluso cuando te limpias los ojos, la nariz o la boca con la mano después de usar el paño.

A pesar de que tu cuerpo puede combatir la mayoría de las bacterias que encuentran cómo entrar en él, eso no siempre sucede. Y con ciertas cepas de e. coli por ejemplo, los síntomas pueden ser realmente malos.

Cómo mantener las bacterias alejadas

El seguir buenos hábitos de higiene ayudará a mantener a tu familia segura y alejada de las bacterias dañinas. Por ejemplo, es importante lavarse bien las manos antes, durante y después de preparar los alimentos. Por supuesto, lavárselas bien después de ir al baño. Otros consejos para reducir el posible contacto con las bacterias dañinas incluye:

  1. Tener cuidado de no secar tus manos en el mismo paño o toalla que usaste para limpiar los jugos de la carne.
  2. Secar al aire las toallas después de cada uso, y no poner toallas húmedas en el canasto de la ropa.
  3. Asegurarte que cada integrante de la familia utiliza su propia toalla de baño y especialmente si alguien está enfermo.
  4. Si un paño o toalla empieza a oler, lavarlo de inmediato.
  5. Lavar las toallas para el cuepro cada tres o cuatro días o al menos semanalmente.
  6. Lavar los paños y toallas para la cocina más frecuentemente, especialmente si están en contacto carne cruda o sus jugos.
  7. Siempre lavar los paños y tollas en agua muy tibia o caliente, por lo menos a 130°F/54°C.

Finalmente, considera utilizar los paños Kitchen Cloths y toallas Towels, y las esponjas EnviroSponges de Norwex, así como nuestras toallas de baño Bath y cuerpo Body, todas contienen el agente antibacteriano con micro partículas de plata BacLock®. Las propiedades de auto-limpieza del BacLock, ayudan a inhibir el olor bacteriano, el crecimiento de hongo y/o moho dentro del producto. Los paños y las toallas de Microfibra Norwex son también muy ligeros, así que se secan rápidamente, inhibiendo el crecimiento bacteriano.

¿Sabías qué?

Incluso las toallas de papel pueden albergar bacteria. En el 2011, en un estudio de la Laval University de Canadá, se encontró bacteria en las seis marcas de toallas de papel que fueron probadas.

Fuentes: